Autores de las obras

Txaro García

Txaro García

(Vitoria, 1934 – Barcelona, 2020) Escritora y matriarca de una extensa tribu, nació en Euskadi y vivió en Catalunya gran parte de su vida.

Directora durante siete años de la revista Impuls, en el terreno literario fue galardonada con el Premio Pati Llimona de narrativa breve. Mujer inquieta y autodidacta, publicó el libro de relatos El árbol gris (2013) y la novela Margarita María is here (EdiConex, 2017).

Es autora de una obra corta y jugosa, sobre todo en el género del cuento.

Luis Izquierdo-Mosso

Luis Izquierdo-Mosso

(Sestao, 1954) Artista emergente desde 1977. Ha realizado obras en todo tipo de técnicas y materiales y ha osado mostrarlas en diferentes exposiciones individuales y colectivas, incluso ha recibido algunos premios gracias a la originalidad de sus trabajos o a la fuerza del destino. El museo de Bellas Artes de Bilbao, Artium (Vitoria-Gasteiz), el Museu de l’Empordà (Figueres) y el Círculo de Bellas Artes (Madrid) atesoran obra suya, igual que otras colecciones muy privadas.

Ha publicado textos, ha sido comentarista de Arte en Radio Euskadi y ha impartido cursos sobre estética fotográfica, la obra de Dalí o el arte contemporáneo. También ha sido profesor de filosofía en Bachillerato durante abundantes años.

Su conferencia-performance ¿Eso es Arte?, representada desde 2009, es el germen del best seller que tiene usted en las manos.

Soseki Natsume

Sōseki Natsume

(Edo-Tokio, 1867-1916)

Novelista, poeta y profesor de literatura inglesa, ha sido el escritor que más ha influenciado a los autores japoneses contemporáneos como Akutagawa, Tanizaki, Kawabata, Mishima o Murakami.

Obras como Soy un gato, Botchan, Sanshiro, La puerta o Kokoro son algunas de les sus novelas más representativas.

El hecho de que su imagen aparezca en los billetes de 1000 yenes da muestra de su popularidad.

Naoya Shiga

Naoya Shiga

(Ishinomaki, 1883 – Atami, 1971) Novelista y cuentista.

Escribió La calabaza de Seibei (1913), Un viaje por la noche oscura (1937) y otras obras de estilo peculiar entre la ficción y el ensayo.

La tensa relación con su padre, hijo de un samurái y banquero exitoso, marcó la vida de Shiga y provocó que residiera en más 30 lugares diferentes del Japón.

Fue el fundador de un grupo literario singular que llegó a ser muy influyente en su época.

En 1949 recibió la Orden de la Cultura del gobierno japonés.

Murió de neumonía a los 88 años de edad. Sus cenizas fueron robadas el año 1980 del cementerio de Aoyama (Tokio) y jamás volvieron a aparecer.

Ryūnosuke Akutagawa

Ryūnosuke Akutagawa

(Tokio, 1892-1927)

Considerado el gran maestro del género del cuento japonés pese a su corta trayectoria literaria y vital. Hijo de una madre que enloqueció, este hecho y el miedo de enloquecer él también le acompañó toda la vida.

El tabaco y el diablo, En un bosque, El Cristo de Nankín, Vida de un idiota y, sobre todo, Rashōmon, son algunas de sus obras más destacadas.

Akutagawa se suicidó a la edad de 35 años mediante una sobredosis de somníferos.

El premio literario más prestigioso del Japón lleva su nombre.

Ranpo Edogawa

Ranpo Edogawa

(Nabari, 1894–1965)

Es el escritor japonés que más contribuyó al reconocimiento del género policíaco y de misterio en ese país.

Escribió Moneda de dos céntimos (1923) y la serie de literatura juvenil El grupo de los jóvenes detectives, que alcanzó los 38 títulos y se adaptó al cine y a la televisión.

Creó la Asociación de Escritores de Novelas Policíacas e instauró el Premio Edogawa Ranpo, el más prestigioso de este género literario en Japón.

Kenji Miyazawa

Kenji Miyazawa

(Hanamaki, 1896-1933) fue escritor de literatura infantil y poeta, y uno de los pioneros de la literatura fantástica del Japón.

La Primavera y la Asura (1922), El restaurante donde se piden muchas cosas (1924) y Pese a la lluvia (1931) son algunos de sus trabajos destacados.

Con unas fuertes creencias budistas, quiso crear su Ihatov, una especie de utopía o paraíso rural donde encontrar “la felicidad verdadera”, y acabó fundando una escuela de arte para campesinos.

En 1933, a los 37 años, murió en su casa a causa de una neumonía.

Después de su muerte se descubrió el manuscrito Tren nocturno de la Vía Láctea, texto que había ido escribiendo a lo largo de diez años y que, pese a todo, quedó incompleto en algunos fragmentos.

Su literatura es muy querida por los lectores japoneses de varias generaciones.

Ango Sakaguchi

Ango Sakaguchi

(Niigata, 1906-1955), narrador y ensayista.

Hijo de una familia rica venida a menos, se hizo escritor muy joven y se le relaciona con la escuela Burai, los de fuera de la ley y las buenas costumbres.

Su obra está marcada por la derrota japonesa en la Segunda Guerra Mundial. Era adicto a las anfetaminas para poder mantener el ritmo de creación y su peculiar fuerza narrativa lo sitúa lejos de los grandes maestros del círculo literario japonés.

En 1955 murió de una hemorragia cerebral, con tan solo 40 años.

Bajo un bosque de cerezos en flor (1947) y el ensayo Sobre la perdición (1946) son sus obras más reconocidas.